Publicado: 24 marzo, 2014 en Sin categoría

Publicado: 24 marzo, 2014 en Sin categoría

;)))))))))))))

Publicado: 24 marzo, 2014 en Sin categoría

AVIONCIIITOantrax1

paugar94:

Ingredientes para hacer Frijoles (para 4-8 personas):

500 gramos de frijoles rojos (o negros)
1 cebolla grande (250 gramos)
2 chiles serranos o 1 pimiento verde italiano (de los largos) y una guindilla seca
6 dientes de ajo
1 tomate grande
2 cucharadas de manteca de cerdo (total 80 gramos)
1 hoja seca de laurel
Agua
sal
Receta para hacer Frijoles (para cuatro u ocho personas):

Para hacer frijoles al estilo tradicional habría que estar muchas horas con la cacerola al fuego. Para ahorrarnos este trabajo vamos a ver como preparar los frijoles de una forma más rápida. Lo primero de todo es enjuagar bien bajo el grifo los frijoles, a veces vienen con algo de polvo o arena y hay que dejarlos bien limpios. Ahora coge la cacerola u olla donde vas a preparar los frijoles y mete éstos adentro. Cúbrelos con abundante agua, de forma que queden unos tres dedos de agua por encima de los frijoles. Deja toda la noche en remojo.
A la mañana siguiente los frijoles se habrán reblandecido un poco y los podremos preparar en menos tiempo. Fíjate que el agua se ha puesto colorada (o negra según el tipo de frijol que uses). Si tiramos el agua el caldo resultante nos quedará menos oscuro, pero si la conservamos nos dará más flatulencias. Así que tiraremos toda el agua y añadiremos agua limpia hasta cubrir los frijoles.
Pon la olla al fuego y añade media cebolla, el pimiento verde y la guindilla (o sustituye ambos por el chile serrano), cuatro dientes de ajo pelados y la hoja de laurel. Si es necesario añade agua para cubrir las verduras y deja a fuego medio bajo durante 2 horas.
Remueve de vez en cuando con cuidado de que no se queme y vigila para que en todo momento quede un dedo de agua por encima de los frijoles. Si es necesario (que lo será casi seguro) añade agua (no hay que calentarla) de vez en cuando.
Cuando lleven dos horas saca la cebolla, la hoja de laurel, los dientes de ajo, la guindilla y el pimiento. Añade una cucharada de manteca de cerdo y deja al fuego hasta que estén bien blandas las judías. No añadas sal de momento.
Cuando las judías estén blandas prepararemos un refrito con el que espesaremos y daremos sabor a los frijoles. Coge la media cebolla restante y pícala finamente. Ponla al fuego con la otra cucharada de manteca de cerdo y deja que se dore lentamente. Añade al sofrito media cucharada pequeña de sal.
Cuando lleve un par de minutos la cebolla al fuego añade dos diente de ajo cortados en láminas finas.
Mientras se doran ligeramente las verduras (no dejes que se quemen, solo que cojan un bonito color dorado) vamos a pelar el tomate, quitarle las pepitas y cortarlo en trocitos muy pequeños, muy, muy picado. Cuando las verduras estén en su punto añade el tomate y fríe durante cuatro o cinco minutos.
Después solo nos queda añadir al refrito tres cucharadas de frijoles y seis cucharadas del caldo en el que se han hecho los frijoles. Mezclamos bien, añadimos toda la mezcla a una batidora y lo batimos hasta que quede una masa bien fina.
Añadimos esta mezcla a los frijoles (si quieres puedes pasarla por un colador pero si está bien triturada no es necesario), mezclamos y dejamos al fuego 10 minutos más.
Probamos de sal, añadimos la cantidad necesaria (a nuestro gusto) y listo. Fuera de la cocina y a comer!!!
A comer:

Como vez la receta da para entre 4 y 8 personas dependiendo de como vayamos a emplear los frijoles, como guarnición o como plato principal. Puede que si los utilizas como plato principal la receta te parezca un tanto triste (como para comerse un plato entero) ya que no lleva los típicos ingredientes que acompañan a las alubias en España (como chorizo o morcilla por ejemplo). Si decides tomarlo así añade a tu gusto lo que prefieras para enriquecerlo!!

La auténtica receta mexicana se prepara utilizando chiles serranos (que se queman directamente sobre una llama, se pelan y se añaden al agua sin las pepitas), pero como no resulta fácil encontrarlos yo utilicé un pimiento verde y una guindilla seca (no una pimienta de cayena). El resultado no es el mismo pero te aseguro que queda riquísimo.

Si en el punto 3 al añadir el agua para cubrir las verduras no quieres que el pimiento y la guindilla floten haz un corte en sus puntas para que entre el agua y se queden dentro del caldo.

Si te queda muy espesa la salsa de los frijoles (a mi me gustan así) solo tienes que añadir un poquito de agua o caldo. Si te queda muy ligera aplasta algunos frijoles más e incorpóralos al

Originalmente publicado en Paulynhogar:

comidas tipicas de ecuador

un rico filete de carne con frijoles

Ver original

Imagen  —  Publicado: 24 marzo, 2014 en Sin categoría

D1BC35AEB

Imagen  —  Publicado: 24 marzo, 2014 en Sin categoría

comidas tipicas de ecuador

un rico filete de carne con frijoles

Imagen  —  Publicado: 24 marzo, 2014 en Sin categoría

Comidas tipicas de ecuador

Imagen  —  Publicado: 24 marzo, 2014 en Sin categoría

;)

El profesor repartiendo las notas:
Luisito un diez.
Pedrito un ocho.
Juanito un seis.
Jaimito un cero.
Oiga profesor, ¿Y por qué a mí un cero?
Porque has copiado el examen de Pedrito.
¿Y usted cómo lo sabe?
Porque las cuatro primeras preguntas, están iguales, y en la última pregunta Pedrito respondió: “Esa, no me la sé” y tu has puesto: “Yo tampoco”.

Imagen  —  Publicado: 20 marzo, 2014 en Sin categoría

o-O

Publicado: 20 marzo, 2014 en Sin categoría

Annie in the Sink chistes20060122143303_5B4_5D

jjajajjajajajajja

Publicado: 20 marzo, 2014 en Sin categoría

Jaimito estaba en el salón de clase con sus compañeros, como la profesora no llegaba, todos los alumnos comenzaron a hacer alboroto.
Cuando llegó la profesora vio el desorden que había y comenzó a interrogar a los niños.
- Juanita, ¿Qué haz hecho tú?.
- Yo dibujé en la pizarra.
- Pedrito, y tú, ¿Qué hiciste?.
- Yo tiré mi pupitre contra el suelo.
- Jaimito, y tú, ¿Qué hiciste?.
- Yo tiré serpentina por la ventana.
- Caramba, aprendan de Jaimito que no es un malcriado como ustedes.
Pero al pasar unos minutos, tocan la puerta de la clase y entra una niña toda golpeada, la profesora le pregunta:
- ¿Quién eres?.
- Yo me llamo Serpentina.